198 West 21th Street, Suite 721
New York, NY 10010
youremail@yourdomain.com
+88 (0) 101 0000 000
como-mejorar-tu-liderazgo-dentro-de-la-organizacion

Cómo mejorar tu liderazgo dentro de la organización

A nivel mundial son muchos los expertos que destacan la importancia de entender qué es el liderazgo y cómo administrar mejor el capital humano de cualquier empresa.

Y es que, sin duda alguna, en esta realidad tan fluctuante es necesario apegarse a lo simple para transmitir de manera más efectiva las ideas.

Por eso hoy vamos a compartirte seis recomendaciones para mejorar tu liderazgo en la organización empresarial en la que te desempeñas.

Simplicidad, ante todo

Durante los últimos años se ha vuelto una tendencia mundial mantener cualquier organización lo más simplificada posible, ya que las complejas estructuras jerárquicas solo entorpecen el proceso productivo.

De esta forma la empresa, independientemente de la naturaleza de su ejercicio, se encontrará lista para enfrentar los desafíos que le antepone un mercado cada vez más acelerado.

Otro beneficio directo de la simplicidad es que mantiene al personal enfocado en tareas prácticas que gratifiquen su trabajo, aumentando directamente su motivación.

¿Te parece muy relevante esta clave?

Entonces te invito a leer el Informe Global Human Capital Trends de Deloitte, en él encontrarás un desarrollo más profundo de esta idea.

Destrucción creativa de tu estilo de gestión

¿Deseas que tu empresa despunte en este año y se mantenga exitosa en los años venideros? Entonces debes prestar especial atención al proceso que administra el rendimiento de tus empleados.

Para ti como líder, es vital establecer una comunicación efectiva con los empleados, de manera que estos tengan bien en claro qué es lo que espera la empresa de ellos, en cuanto al rendimiento y desempeño de sus labores.

La mejor forma de lograr esto, es orientar tu estrategia corporativa al cumplimiento de objetivos, es decir, hacer uso de la estrategia gamification en la que se “gamifican” los puestos de trabajo, dejando bien en claro al personal cuáles son los objetivos que se deben cumplir y cómo lograrlo.

Inversión en capital humano

Una afección típica de en todas las empresas que se quedaron estancadas en la generación anterior del correcto manejo de capital humano es el Síndrome del empleado saturado (del inglés Overwhelmed Employee).

Para evitar este estancamiento debes notar que hoy en día existe un factor que no puedes pasar por alto, y es la llegada de los millennials a tu empresa, jóvenes ambiciosos y sedientos de pertenecer a grandes proyectos significativos que les motiven a dar más.

Y, por ende, tu empresa debe invertir en capital humano, ¿cómo hacerlo?

Una buena forma es con la creación de espacios para que los empleados se sientan libres de brindar una retroalimentación realmente honesta (una excelente manera son las encuestas anónimas, sólo por dar un ejemplo).

Esto no sólo ayudará a que todo tu personal se sienta motivado para alcanzar el éxito, también te brindará una fuerza laboral que además de sentirse apoyada, también se siente necesaria.

Hacer menos, liderar más

Con el tiempo, tanto los gerentes como los R.R. H.H. se han ido transformando en diseñadores de procesos.

Es decir, a sabiendas de que los problemas de gestión y liderazgo son realmente sencillos por naturaleza, nuestro deber como líderes es someter nuestro estilo de gestión a un escrutinio constante, empleando el método de prueba y error. ¿Cómo lograr esto? Es tan sencillo como dejar que tus empleados sean cada vez más independientes en la toma de decisiones, entendiendo y aceptando que no siempre van a acertar a la primera.

El desarrollar tu capacidad de hacer menos y liderar más te convertirá en un líder cada vez mejor.

Dile adiós a las jornadas de 8 horas

En la actualidad la investigación y los estudios han demostrado de forma fehaciente, que las largas jornadas de trabajo solo hacen a los empleados menos productivos causando que el modelo de empleo con jornadas de 8 horas no tenga sentido.

Independientemente del nivel en el cual desempeñes tu liderazgo, es necesario una revisión exhaustiva de tu modelo de empleo para rediseñar el mismo y colocar el desempeño como el punto neurálgico del desarrollo de la empresa, sin importar dónde se ejecute este físicamente o en qué momento.

Trabajar desde casa, o permitir horarios flexibles puede mejorar dramáticamente el desempeño de tus empleados.

Ya que al reconocer que el personal tiene una vida propia, respondes directamente a las necesidades de “propósito” y “significado” que la mayoría de los jóvenes busca hoy en día.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies